06 de Agosto de 2011

DESDE MÁLAGA

Esta tarde acabo de lograr mi pase a una nueva final de un campeonato de España absoluto, solo que esta vez las circunstancias son muy distintas a las habituales. Decidí venir a Málaga a lo largo de esta misma semana, a pesar de mi lamentable estado de forma a raiz del percance ya conocido que sufrí hace un mes con mi paso por quirófano, del cual me he recuperado completamente pero que me tuvo 3 semanas completamente inactivo. La verdad que me apetecía venir a competir, a pesar de que evidentemente siempre me gusta hacerlo bien e intentar ganar. Pero esta vez me tomo el campeonato desde otra perspectiva, con el simple y sano ánimo de participar en función de mis posibilidades actuales, y sabiendo que mis aspiraciones distan mucho de las que tendría que tener en condiciones normales. Durante las dos semanas y media que he podido entrenar he realizado un auténtico batiburrillo de entrenamientos entre sesiones de fondo, fuerza, velocidad... para ponerme lo mejor posible en un tiempo mínimo, pero claro... los milagros no existen y aún así demasiado he conseguido al respecto.

 

De momento hoy en la semifinal lo he dado absolutamente todo, lo cual me ha valido para ser tercero y poder disfrutar mañana de una final con los mejores. Precisamente me preocuparé de eso... de disfrutar, algo muy importante y que a veces queda demasiado solapado por la tensión propia de la competición y la lógica presión por conseguir el mejor resultado. Mi carrera esta vez tendrá lugar de la mitad para atrás, pero aún en estas circunstancias puedo asegurar que mañana precisamente lo que no faltará... serán huevos!

 

PATROCINADORES

Álvaro Rogríguez